Jul
12

Es hora de volver a las aulas de clase
Es hora de volver a las aulas de clase.

“Si queremos preservar la salud física y mental de niñas, niños y adolescentes, debemos darle prioridad a la educación presencial.” 

“…el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) afirmó que no podemos permitirnos otro año sin escuela porque las consecuencias serían devastadoras: deserción escolar, pérdidas de aprendizaje, deterioro de la salud física y mental, mayores índices de pobreza y perdidas del crecimiento económico en el mediano y en el largo plazo.” Razón publica.com

Principales ventajas de la formación presencial. 

La cercanía de contar con personas de apoyo, como los profesores y los compañeros de clase, hace que la formación presencial sea muy popular y una de las opciones de formación más solicitada.

Ventajas, que hacen única la educación presencial

1. Se forma una disciplina de estudio: 

1.1.     Al desplazarte para acudir físicamente al Colegio. 
1.2.    Al ordenar sus útiles escolares para llevar al Colegio
1.3.    Al preocuparse por su presentación personal para ir al Colegio 

2. Clases más adaptadas al grupo:

Las clases presenciales suelen ser más dinámicas y participativas por norma general, ya que facilitan compartir la experiencia de estudio con compañeros de clase y profesores.
Además, en la modalidad presencial los profesores cuentan con la posibilidad de adaptar la formación en función de la atención, reacciones y necesidades del grupo de estudiantes según transcurre la propia clase y sus necesidades que se presenten en el momento.

3. Mayor interacción e intercambio:

La presencialidad, proporciona herramientas sociales, para asimilar sanamente los éxitos como los fracasos, sin afectar la autoestima.
Estudiar presencialmente brinda la oportunidad de realizar trabajos, reflexiones y ejercicios junto a los compañeros de clase. De esta manera se fomenta una labor de socialización, basada en la interacción y el intercambio, tolerancia, compresión, etc., entre los estudiantes.

4. Compañerismo y habilidades sociales. Manejo de la afectividad:

El aprendizaje en aula presencial favorece el roce constante con pares, fortalece la personalidad, afianza los criterios. Desarrolla habilidades de residencia y humildad en los aciertos. 
Probablemente, los compañeros de clase se convertirán en amigos. La modalidad presencial permite conocer a nuevas personas, y compañeros no solo del curso, sino de otros grados.
 Al tornarse el ambiente en el aula más ameno y divertido, facilita que se establezcan nuevos lazos de amistad y compañerismo. Siempre habrá anécdotas vividas en el aula y en el colegio que se recordarán toda la vida.

5. Agilidad en la resolución de consultas y dudas. Calidad Educativa:

La presencialidad, mejora la calidad de conocimientos adquiridos, al estar mediados por expertos, que no solo con preguntas verbales, sino gestuales, potencian todo el aprendizaje de un estudiante. 

Asistir a clases presenciales cuenta con la ventaja de poder solucionar las dudas y consultas de una manera más inmediata durante la propia clase, o en los recesos que tiene el Colegio.
La comunicación presencial con profesores en el Colegio, da la ventaja de recibir asistencia más individualizada. Esto te permitirá conocer al profesor de forma personal (y a la inversa), así como comunicarte con él, cara a cara, generando mayor confianza y seguridad en la asesoría solicitada. Además, el profesor conocerá cuáles son las necesidades del estudiante, los puntos fuertes y los puntos débiles y lo podrá orientar personalmente para que logres los objetivo propuestos.

La presencialidad permite que los estudiantes se formen integralmente en las aulas.  Los niños y jóvenes pueden contrastar directa y personalmente sus principios y valores.  El convivir con otros, haciendo vivencial los ejercicios de convivencia, ponen en ejecución lo adquirido en principios y valores, permitiendo contrastar con otros, para mejorar, modificar y/o enriquecer sus posturas que le permitirá tener convivencias sanas, indispensables para formar comunidades socialmente sanas.